sábado, 8 de marzo de 2008

Que es la criosfera


Parte de la corteza terrestre en la cual se forma el hielo (del griego kryos = hielo) y donde se producen procesos relacionados con él o donde prevalecen en gran parte del año condiciones crióticas, es decir, donde los suelos o rocas están a temperaturas bajo cero.

Suele dividirse en crilitósfera, criohidrósfera y crioatmósfera, (algunos autores no incluyen siempre esta última).

. Superficies (aprox.)
(en millones de km2) % (aprox.)
(superficie terrestre)
glaciares 26 5
hielo marino 16 3
témpanos (icebergs) 64 12
permafrost 21 4

La criósfera es muy sensible a los cambios climáticos. Los efectos del cambio climático global, tienen una acción directa sobre las regiones frías del globo, ocasionando por ejemplo, el retroceso de los glaciares o condicionando los procesos y las formas criogénicas relacionadas con el suelo congelado permanentemente (permafrost).

Bajo estas circunstancias hay que considerar también lo que un calentamiento general del globo terráqueo puede traer conjuntamente en cadena. La aparición de un aumento en los valores de metano, por descongelamiento del permafrost en ambientes de tuberas o en el ambiente criogénico andino, la fuerte reducción del recurso hídrico por el decrecimiento del permafrost, que representa reservorios de agua, son ejemplos de estos tipos.

Las investigaciones parecen indicar que los hielos y calotas continentales son más estables que los glaciares alpinos o el hielo marino de la Antártida Occidental, cuyo derretimiento podría causar un aumento del nivel del mar de aproximadamente 5 m y con una implicancia socioeconómica alarmante.

Los cambios climáticos afectan la denominada "capa buffer" de las zonas con permafrost. La capa buffer es el nivel superior de zonas criogénicas y el primer receptor del cambio climático; puede ser de origen mineral, orgánico, nieve o con vegetación. En ella se pueden observar indicadores como los termocarsts y fenómenos de movimiento en masa. Los termocarsts son cavidades de hundimiento de agua de descongelamiento en su interior, en donde el hielo subterráneo empezó a desaparecer como consecuencia del desequilibrio climático.

Los efectos de un descongelamiento rápido en regiones montañosas, cercanas a poblaciones, pueden ocasionar desastres naturales. Son conocidas las publicaciones referidas a los deslizamientos de tierra (landslides) en los Alpes por fenómenos de ésta naturaleza. El deterioro del permafrost y de los suelos congelados de la superficie, se muestra a través de la inestabilidad de las laderas periglaciales, que originan varios tipos de movimientos de masa, algunos de ellos como las coladas de barro (mudflows), representan movimientos en masa abruptos de tipo catastrófico.

También se ha comprobado que la influencia del hombre con la tala de los bosques boreales promueve una rápida penetración de la onda calórica, disminuyendo y destruyendo al permafrost.